0212-263.30.60 / 263.57.87 contacto@svcardiologia.com

Dr. Adalberto Lugo Morales

Dr. Adalberto Lugo Morales

El aumento y / o caída de la troponina que indica lesión miocárdica, es común entre pacientes con infecciones respiratorias agudas, por hipoxia, daños en endotelio, inflamación vascular y microtrombosis, lo que se correlaciona con la gravedad de la enfermedad. Los valores anormales de troponina son comunes entre aquellos con infección por COVID-19, un estudio reciente, encontró que entre un grupo de pacientes con Covid-19, hospitalizados en Wuhan, China, el 19.7% sufrió una lesión cardíaca, que fue un factor de riesgo de mortalidad hospitalaria, este estudio mostró claramente que incluso después de tomar en cuenta la edad y las enfermedades cardiovasculares preexistentes, había un riesgo cuatro veces mayor de morir. De esta forma puede ocurrir el infarto agudo de miocardio (IAM), ya sea por ruptura de la placa, IAM tipo 1, desencadenada por la infección, o un IM tipo 2 basado en la inequidad de la oferta y la demanda. Es importante destacar que un aumento y / o caída de hs-cTn no es suficiente para asegurar el diagnóstico de IAM, existen otras condiciones que pueden elevar dicha enzima, por lo que el diagnostico debe basarse en el juicio clínico. El término infarto agudo de miocardio se debe usar cuando haya daño miocárdico agudo con evidencia clínica de isquemia miocárdica aguda y detección de un aumento o caída de los valores de cTn con al menos 1 valor por encima del LSR del percentil 99 y al menos 1 de las siguientes condiciones: • Síntomas de isquemia miocárdica,• Cambios isquémicos nuevos en el ECG,• Aparición de ondas Q patológicas,• Evidencia por imagen de pérdida de miocardio viable o nueva alteración regional,de la motilidad parietal, siguiendo un patrón compatible con una etiología isquémica. Lo que si se determinó es que pacientes con COVID-19, con enfermedad grave tenían niveles más altos de troponina en comparación con aquellos con enfermedad más leve, lo que lleva a usar los niveles muy elevados como factor de mal pronóstico. La insuficiencia cardiaca (IC) es un síndrome clínico frecuente en el que convergen distintas enfermedades cardíacas o sistémicas. Se trata de una entidad compleja en el que los pacientes presentan síntomas típicos (como disnea, hinchazón de tobillos y cansancio), que se sueleacompañar de signos (como estertores pulmonares, elevación de la presión venosa yugular y edema
periférico), como consecuencia de una anomalía de la estructura o de la función cardiaca (ESC, 2016). Los péptidos natriuréticos son biomarcadores de estrés miocárdico, relacionados con la insuficiencia cardiaca. Los informes sugieren que el Coronavirus relacionado con el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV), puede causar miocarditis aguda e insuficiencia cardíaca. SARS-CoV-2 y MERS-CoV tienen una patogenicidad similar, y el daño miocárdico causado por la infección con estos virus aumenta indudablemente la dificultad y la complejidad del tratamiento del paciente. Los pacientes con COVID-19 a menudo demuestran una elevación significativa de BNP o NT-proBNP. La importancia de este hallazgo es incierta y no necesariamente debe desencadenar una evaluación o tratamiento para la insuficiencia cardíaca a menos que haya evidencia clínica clara para el diagnóstico.

Recomendaciones:
Dada la frecuencia y la naturaleza inespecífica de los resultados anormales de Troponina y Péptido Natriurético entre los pacientes con infección por COVID-19, se aconseja a los médicos que solo las midan, si el diagnóstico de IAM a o ICC, se considera por motivos clínicos y su anormalidad, debe correlacionarse con la clínica del paciente..

Conclusiones:
A pesar de que la falla cardiaca no parece ser el motivo directo de muerte en pacientes con Covid-19, el análisis de los biomarcadores cardiacos proporciona algún valor pronóstico más allá de otros factores de riesgo que se controlan, por lo que podría ser importante en términos de identificaciónde pacientes de alto riesgo. 

Referencias:
Lippi G, Lavie CJ, Sanchis-Gomar F.Troponina I cardíaca en pacientes con enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19): evidencia de un metanálisis. Prog Cardiovasc Dis 2020; 10 de marzo: [Epub antes de la impresión

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22808179.

COVID-19 y el sistema cardiovascular, Ying-Ying Zheng ,Yi-Tong Ma ,Jin-Ying Zhang y Xiang
Xie. Nature Reviews Cardiology ( 2020 ).

Perel P, Grobbee DE. The Heart in the Time of the ‘Coronavirus’. Global Heart. 2020;15(1):24.
DOI: http://doi.org/10.5334/gh.786

www.thelancet.com Vol 395 February 15, 2020

Consenso ESC 2018 sobre la cuarta definición universal del infarto de miocardio. Rev Esp Cardiol. 2019; 72(1) :72.e1-e27.

Grupo de Trabajo de la Sociedad Europea de Cardiología (ESC) de diagnóstico y tratamiento de la insuficiencia cardiaca aguda y crónica. Guía ESC 2016 sobre el diagnóstico y tratamiento de la insuficiencia cardiaca aguda y crónica. Rev Esp Cardiol. 2016; 69:1167. e1-e85.